Martes 20 de Agosto del 2019 - CABA

La comunidad Boliviana del Bajo Flores celebró a la virgen de Copacabana

Este fin de semana, el sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se vistió de fiesta para celebrar una vez más, y como todos los años, a la Virgen de Copacabana.

Escuchar/Descargar el reporte de William Salazar, desde FM Bajo Flores

Para el hermano país de Bolivia, el mes de agosto es muy especial. Se celebra el día de la independencia, la creación de la bandera, y las fiestas patronales de la Virgen de Urkupiña y Copacabana.

El barrio porteño de Bajo Flores, debido a su composición de vecinos de las colectividades de Argentina, Perú, Bolivia y Paraguay, es una pequeña latinoamérica, y es por esta razón que lo que sucede en nuestro continente, impacta en la vida de todos sus vecinos y vecinas.

Este fin de semana, el sur de la ciudad se vistió de fiesta para celebrar una vez más, y como todos los años, a la Virgen de Copacabana. Con una banda de sikuris tocando en procesión, grupos de baile de morenada y kullaguada, los vecinos atrás y la virgen con el niño jesús adelante, se recorrió todo el barrio caminando.

Una particularidad es que, este año, el pasante o encargado de su devoción fue el párroco Juan Isasmendi, de la histórica Parroquia de Madre del Pueblo. «El pueblo latinoamericano celebra la vida junto a la virgen. El pueblo que vive en la villa se organiza en torno a la vida y anhela y desea tener una vida más justa, eso es lo que el pueblo le pide a la virgen cuando la celebra» explicó el cura en los micrófonos de la FM Bajo Flores explica tal devoción de nuestros hermanos bolivianos.

Alicia Garron Olivares, bailarina del grupo de la Kullaguada, expresó que «hace 35 años que bailo, todo por la fe y la devoción a la Virgen de Copacabana». Por su parte, Alfredo Canaviri, de los sikuris Jachamarka, señaló que «es una forma de confraternizar, de integrarnos todos, con la música, que es uno de los lenguajes que captamos todos».

«Tendríamos que misionar un poco más, nosotros mismos hablarle a la gente y decirle que todo se puede con nuestra fe y nuestra devoción. Tenemos que tocar puertas para invitar a nuestra fiesta patronal de Bolivia» añadió Alicia.

Más Noticias