Miercoles 21 de Marzo del 2018 - Mendoza

La casa del ex juez Luis Miret tenía celdas como las de los centros de tortura

El periodista Eduardo Latino realizó una investigación en la que revela los secretos del sótano de la casa donde vivió el ex juez federal Luis Francisco Miret

Escuchar/Descargar el reporte de FM Cuyum, desde Mendoza

En Mendoza se conoció la investigación realizada por el periodista Eduardo Latino sobre los secretos del sótano de la casa donde vivió el ex juez federal Luis Francisco Miret, condenado en julio del 2017 a cadena perpetua por delitos de lesa humanidad. El periodista publicó la investigación en La Retaguardia, y realizó también la denuncia ante el ministerio público fiscal para que la justicia investigue.

El autor de la investigación comentó en FM Cuyum que “hace un año me llegó un comentario que debajo había un secadero de banana y que había guerrilleras escondidas, que era lo que había afirmado la esposa de Miret. Lo sorprendente es que en el subsuelo de la casa hay una fosa que entra por el patio interno, y a partir de la fosa te comunicas con el subsuelo, donde hay dos grandes salas y en el medio hay un pasillo donde se encuentran las dos celdas”. Latino consideró que estos dos calabozos son similares a los que se encuentran en el ex centro clandestino de detención conocido como D2.

La familia Miret construyó la casa en 1982 a partir de una hipoteca al banco de Mendoza. Se construyó por encima del sótano, y la pregunta es que pasó en el sótano antes y por qué construyen sobre un secadero de bananas, donde la propia esposa de Miret dice que allí había guerrilleras escondidas. Nos hace suponer que allí estuvieron las compañeras que fueron desaparecidas y sus hijos apropiadas”, comentó el periodista y aclaró que “según algunas voces, había un terreno baldío con un secadero de banana, por lo que el sótano existe hace muchos años”.

También señaló como dudosa las sucesivas ventas de la propiedad en plazos de tiempo muy corto y la desmemoria de quienes intervinieron en esas transacciones. “Llama la atención la desmemoria de Carlos Fader y Juan Carlos Artiles, que niegan conocerse, no recuerdan nada, y niegan haber comprado una casa en la calle Vicente Gil”, sostuvo.

Escuchar/Descargar la entrevista completa

Más Noticias