Jueves 13 de Julio del 2017 - Corrientes

Inundaciones en Corrientes: Productores dicen que la ayuda no alcanza

Perdieron la totalidad de su producción y señalan que la ayuda que recibieron en muy poca, y reclaman obras dragado y desagues.

Escuchar/Descargar el reporte de Jorge Solari, del Instituto de Cultura Popular (INCUPO)

Las inundaciones del mes de junio en Corrientes afectaron aproximadamente a 8.000 familias campesinas con la pérdida animales y cultivos, y la destrucción de puentes y caminos. La mortandad de vacunos supera las 50.000 cabezas, pero afirman que el número podría trepar a 120.000.

Si bien el gobierno declaró zona de emergencia a casi toda la provincia, la ayuda se reduce a la distribución de alimento balanceado para ganado y a la realización de obras de dragado de algunos arroyos.

Los productores consideraron estas medidas como insuficientes y tardías. Estela Maris Moreira, pobladora de la zona rural de San Luis del Palmar manifestó que “nos afectó de una forma catastrófica, nos dejó sin nada” y agregó que “cuando llueve se inunda todo porque hay pocos desagues y los que hay, están tapados. Cuando el agua avanza a los poblados perjudica mucho a la agricultura familiar, que vivimos de nuestro sustento, de nuestros animales caseros y que perdimos todo”.

“No queremos limosna del gobierno, sino que queremos un dragado al riachuelo y desagues con alcantarillas”, apuntó la productora.

Hugo Bouchet, de la Mesa de Organizaciones Campesinas de Corrientes, perteneciente a la Federación de Organizaciones de la Agricultura Familiar (FONAF) dijo que “necesitamos que realmente nos asistan con materiales para recuperar las chacras, pero que se haga un trabajo enserio y no que pateen la situación un año. Estamos abandonads y nnguneados, y no estamos de acuerdo en la forma en que se relevaron las necesidades”.

Por su parte, organizaciones campesinas y sociales del municipio de San Miguel, ubicado en el centro de la provincia, se movilizaron esta semana para reclamar la ejecución de fondos correspondientes a la emergencia hídirica, la instalación de alcantarillas para evitar el aislamiento de los pobladores, y un subsidio por 6 meses a los pequeños agricultores imposibilitados de producir.
Sin embargo, estos reclamos continúan siendo desoídos por funcionarios municipales, provinciales y nacionales.

Más Noticias