Martes 31 de Enero del 2017 - Rosario

Internas del Instituto de Recuperación de Mujeres denuncian pésimas condiciones de detención

"Son demasiadas las cosas malas que están pasando en este lugar", expresaron a través de una comunicación donde denunciaron maltratos físicos y psicológicos por parte del Servicio Penitenciario, además del pésimo estado de la unidad. La directora, Susana Romano, no da respuestas.

En Rosario, las detenidas del Instituto de Recuperación de Mujeres Unidad 5 denunciaron las pésimas condiciones de detención que sufren. Ese lugar de detención debería tener como objetivo la reinserción social de esas mujeres, que en muchos casos enfrentan la situación de encierro junto a sus hijos.

A través de un mensaje enviado por las internas a Aire Libre Radio Comunitaria expresaron: “no tenemos otro medio de contar lo que estamos pasando. Queremos una mejoría en nuestras vidas, por el tiempo que a cada una le falta cumplir su condena, pero nos cuesta porque somos maltratadas por el Servicio Penitenciario verbalmente, físicamente y psicológicamente. Están pasando muchas cosas que no salen a la luz, quedan dentro de las paredes porque nadie nos escucha. Por ejemplo, nos están dando alimentos en muy mal estado, la ración es muy poca, nos dan carne podrida, tenemos una heladera en el comedor para 18 internas, el techo del comedor se está cayendo. Además, cada una tiene un trabajo donde el peculio mínimo es de $500 al mes y el más alto $1500. Trabajamos de lunes a lunes y a las tres faltas nos despiden”.

En la misma comunicación dijeron que no tienen respuestas de las autoridades del instituto y relataron: “Esto lo hablamos con la directora, Susana Romano, pero ella nunca tiene una solución. Le preguntamos por qué las empleadas nos pegaban y nos contestó que si querían podían hacerlo, pero que si respondíamos a su agresión nos mandaban a Santa Fe o más lejos. Pensamos que están abusando de su autoridad”.

Y agregaron: “Es necesario que se sepa 5 menores de mediana edad, conviviendo de la misma manera que las internas, siendo que no cuentan con la atención médica ni los alimentos y tienen restringidos hasta los pañales. Pedimos y exigimos ser escuchadas, ya que en este lugar cuando nos escuchan no es para algo bueno, porque nos quieren dar medicación psiquiátrica. Ahora nos preguntamos: ¿Esto es un lugar de recuperación? ¿O qué es?”.

“Además, quiero agregar el mal estado de la unidad, cañerías tapadas, insectos como alacranes y cucarachas, maltrato en ingreso de visitas, desorganización para la higiene ya que con los mismos guantes que revisan las visitas tocan los alimentos, estamos siendo abusadas con los precios de cantina con aumentos de un 50% de lo que está en la calle y muchas cosas que nadie más que nosotras sabe. Pedimos ser escuchadas y que baje o un juez responsable para que nos escuche y nos dé solución alguna. Agregamos que hay dos menores en resguardo porque en pieza de madre no hay cupo; también hay chicas con transitoria y las mismas buscan su reacción para que pierdan su beneficio.Son demasiadas las cosas malas que están pasando en este lugar”.

Más Noticias