Jueves 20 de Septiembre del 2018 - Paraná

Giro en el juicio por la apropiación de los mellizos Valenzuela Negro

Una pericia caligráfica determinó que dos enfermeras anotaron el ingreso de los bebés en el Instituto Privado de Pediatría. Ahora deberán declarar ante el juez Roberto López Arango.

Escuchar/Descargar el reporte de Pablo Russo, desde Radio Barriletes

Hubo un giro en la causa contra los médicos dueños del Instituto Privado de Pediatría de Paraná, por donde pasaron los mellizos Valenzuela Negro en marzo de 1978. Una pericia caligráfica determinó el miércoles que el registro del ingreso de los hijos de Raquel Negro y Tulio Valenzuela fue anotado por dos enfermeras, que ahora fueron citadas nuevamente a declarar.

El juicio comenzó a principios de agosto. Los directores del IPP, Miguel Alberto Torrealday, David Vainstub y Jorge Eduardo Rossi están acusados de haber integrado la cadena de sustracción y sustitución de identidad de los mellizos, nacidos en el hospital militar de Paraná.

En el libro de registros del IPP quedó asentado el ingreso y egreso de los bebés que permanecieron 20 días internados hasta que recibieron el alta. Pero nada dice sobre quién los ingresó ni quién los retiró.

En diálogo con Radio Barriletes, Sabrina Gullino Valenzuela Negro, la bebé anotada como “López Soledad” el 4 de marzo de 1978, y quién recuperó su identidad hace diez años y hoy busca a su hermano, relató: “Lo que sucedió hoy en relación al juicio contra los médicos del IPP por la sustitución de nuestras identidades nos deja perplejos. Parece comprobable que las enfermeras están encubriendo y forman parte del pacto de silencio”.

Son dos enfermeras, sobre todo Maris Cuatrín con la que hablé varias veces y nunca me comentó que fue ella la que anotara mi ingreso al IPP. También es muy fuerte pensar que la enfermera Gómez haya inventado esta excusa de que estaba con licencia por maternidad y se encuentre en la pericia caligráfica que ella ha sido quién ingresó al NN López”, explicó la nieta recuperada.

Gullino Valenzuela Negro dijo que es “fuerte y contundente” volver a revisar el entramado de complicidades civiles y que “es pertinente que la justicia se de lugar para pensar nuevas estrategias en relacion a estos acontecimientos que tienen que ver con la mentira”.

“Es muy fuerte porque nosotros siempre rescatamos el testimonio de las enfermeras y ahora estamos de nuevo frente a un entramado médico y de enfermeras que hay que revisar para poder echar luz sobre el destino del melli”, agregó.

Las enfermeras deberán brindar explicaciones mañana ante el juez Roberto López Arango, en un giro imprevisto de este juicio que comenzó a principios de agosto.

Más Noticias