Miercoles 09 de Enero del 2019 - Nacionales

Fuerte rechazo a la avanzada del gobierno para profundizar la represión a los más pobres

En menos de 30 días el gobierno nacional anunció una batería de medidas que tienen como objetivo criminalizar a los trabajadores más pobres, que provocaron la alarma de las organizaciones sociales y de derechos humanos.

Escuchar/Descargar el reporte de FM Riachuelo, desde CABA

La compra de pistolas Taser, el protocolo que pretende legalizar el gatillo fácil y el proyecto de ley que enviará al Congreso en sesiones extraordinarias para bajar la edad de imputabilidad a 15 años, son algunas de las medidas que ya anunciaron desde el ejecutivo nacional.

En declaraciones a FM Riachuelo, el Secretario de Derechos Humanos de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Lito Borello, dijo que hay una intención gubernamental de hostigamiento y persecución a los sectores más vulnerables.

“La ministra Patricia Bullrich, actúa como una mercenaria al servicio de intereses foráneos, a esta altura ya no se puede decir ni que está al servicio del gobierno de Mauricio Macri, sino que responde al imperialismo yanqui y la DEA”, apuntó Borello.

El referente de la CTEP, denunció que la estrategia es ocultar el fracaso económico: “La mayor inflación de los últimos 27 años, desde 1991 que no había una inflación tan alta como la de ahora, con niveles de desocupación, de desindustrialización, y de indigencia que son alarmantes”.

Según el secretario de DDHH de la CTEP, el discurso del gobierno para endurecer las políticas de mano dura pretende hacer creer a la sociedad que se opera contra la inseguridad. Para él, estas políticas generan mayor exclusión. “La inseguridad tiene que ver con la injusticia que se está generando, las faltas de posibilidades de trabajo, vivienda, estudio, salud que están teniendo los sectores populares y sectores medios que se expresaron en estos días con cacerolazos”, consideró.

Para finalizar sostuvo que las instituciones de la vieja política han perdido credibilidad en la sociedad y que es necesario crear nuevas formas más plurales y democráticas de participación. “Venga el gobierno que venga necesitamos capacidad de poder popular para imponer, defender, impulsar y promover los intereses de los sectores populares y de la Nación. El poder real no está en la casa de gobierno o el parlamento, esas democracias que en algunos años eran el modo, ya no lo son», reflexionó.

 

Más Noticias