Martes 11 de Junio del 2019 - La Plata

Feriantes platenses hostigadas por el municipio y sin derecho a trabajar

La policía bonaerense continúa apostada en la Plaza San Martín para impedir que se instalen en el lugar las mujeres, que desde hace un tiempo venden allí ropa usada.

Escuchar/Descargar testimonios

Los feriantes de La Plata volvieron reclamar que el gobierno municipal les permita trabajar. El viernes pasado la Policía Bonaerense desalojó a los trabajadores y trabajadoras de una de las plazas céntricas, la Plaza San Martín, frente a la Gobernación de la provincia de Buenos Aires.

Los agentes de la fuerza de seguridad, al día de hoy continúan apostados en el lugar. Mientras tanto, los vendedores realizaron este lunes una conferencia de prensa y una movilización hasta el municipio, donde reclamaron ser atendidos por el secretario de Seguridad Darío Ganduglia. El funcionario los recibió varias horas mas tarde y no dio respuestas concretas al reclamo.

La solución propuesta desde el municipio es mandar a los y las feriantes a un nuevo predio, alejado del casco urbano, donde además tendrán que pagar una tarifa, que no están en condiciones de afrontar.

Durante la movilización de ayer, FM Resistencia dialogó con algunos de las trabajadoras y trabajadores, quiénes expresaron que “esto ocurre justo en un momento muy duro, en el que necesitamos comer y pagar impuestos”.

Necesitamos vender porque no nos alcanza” dijo una de las feriantes que percibe como único ingreso una jubilación mínima. “Da vergüenza ver esta cantidad de policías para desalojarnos” agregó.

En la conferencia de prensa repudiaron además a los medios de comunicación que los criminalizan, tales como diario El Día. El medio empresarial publicó una nota en la que denominaba a la feria americana de Plaza San Martín como “la saladita”. “Eso no es periodismo, venden a la información mintiendo” señalaron.
Los trabajadores aseguraron que no son revendedores de mercadería sino que se ocupan de vender ropa usada. “Somos emprendedoras que vendemos ropa usada. La ropa usada no es un crimen, el hambre sí” expresaron como consigna.

Más Noticias