Miercoles 14 de Noviembre del 2018 - José C. Paz

Familias sin techo ocuparon viviendas abandonadas y enfrentan amenaza de desalojo

Se trata de un complejo de 300 viviendas que comenzaron a ser construidas hace diez años por empresas privadas pero luego fueron abandonadas.

Escuchar/Descargar el reporte de Vanina Correa, desde FM Tinkunaco

Las familias que hace dos semanas ocuparon las viviendas del barrio Las Casitas del municipio de José C. Paz, al noroeste del conurbano bonaerense, enfrentan un posible desalojo. Se trata de un complejo de casi 300 viviendas que comenzaron a ser construidas por una empresa privada hace más de 10 años pero que luego fueron abandonadas.

Las familias que iniciaron expediente, para acceder a la vivienda en el marco del plan federal de emergencia habitacional, esperaron pacientemente todos estos años sin respuestas concretas.

Brenda, una de las mujeres que forma parte de la toma y que tiene número de expediente para acceder legítimamente a su vivienda desde el 2017, expresó: «estábamos en una lista de alto riesgo, porque estaba en la calle con mis hijos. Nos dijeron que apenas supieran algo nos iban a avisar, pero siempre nos mentían».

Sin embargo, de la toma participan también familias sin expediente, como Iara: «Dicen que van a venir a desalojarnos, que nos tienen que sacar y que estas casas tienen todas dueño. Nosotros nos vamos a quedar y hacer el aguante acá».

La semana pasada un enorme operativo policial, que incluyó hasta policía montada, llegó al lugar para hacer efectivo el desalojo pero fue frenado por un recurso de amparo en la justicia.

Rodrigo Barrios integrante la agrupación “El pueblo es el camino”, una de las organizaciones que manifestó su preocupación tras el despliegue policial, expresó: «hay gente que no tiene agua, ni electricidad que están tratando de que nadie le quite las casas. En lo que sí estamos de acuerdo es que no queremos que haya violencia».

Mientras la justicia analiza el recurso de amparo las familias buscan organizarse en asambleas aunque el riesgo de desaojo está latente.

Más Noticias