Martes 09 de Abril del 2019 - La Plata

Familias que no pueden pagar los créditos UVA reclaman una ley para poner tope a las cuotas

Las familias que son adjudicatarias del crédito hipotecario para acceder a la casa propia afirman que la están pasando mal y exigen que no se postergue el tratamiento de un proyecto que los apoye.

Escuchar/Descargar el reporte de Corina Duarte, desde Radio Estación Sur

Este martes, las familias adjudicatarias de Créditos UVA esperan que en la labor de comisión del Congreso Nacional haya consenso para tratar la necesidad urgente de discutir las situaciones de cientos de personas que ya no pueden pagarlos, a pesar de los esfuerzos. En muchos casos, las cuotas se han incrementado cerca de 10 mil pesos.

Se espera también que el 16 de abril se discuta en la Legislatura Bonaerense la situación de los cientos de deudores de la provincia de Buenos Aires. Actualmente, no hay tope de aumentos de cuotas en relación a los salarios de los adjudicatarios.

«La intención que ellos esgrimen es escuchar al banco y a los deudores. Esperamos que así sea y se llegue a un consenso. Estamos muy alarmados porque no hay mas margen para dilatarlo. Claramente las familias están haciendo un esfuerzo enorme por poder sostener el pago de la cuota» expresó Perla Figueroa, de Autoconvocades UVA. Según comentó, las cuotas se debitan automáticamente, por eso la morosidad de los créditos UVA es baja, pero se traslada a otros gastos de la familia, por ejemplo, se termina atrasando o no pagando algunos impuestos.

«Por eso pedimos que no nos posterguen mas el tratamiento del proyecto, que de alguna manera faculta a la entidad bancaria a generar un cuadro de ayuda a las familias en un sentido de poner un tope», exigió.

Además, las familias autoconvocadas, plantean la necesidad de que este proyecto sea tratado a nivel nacional, dado que en la lista de familias hay quiénes accedieron al crédito desde la banca pública, bancos nación, provincia y ciudad, y también, la banca privada.

Figueroa reflexionó también, sobre cómo está repercutiendo esta situación en la vida cotidiana de las familias: «Generamos un lazo de solidaridad entre las familias, hay mucho acompañamiento, sobre todo aquellas familias que sabemos que uno de los dos ha perdido su trabajo. La estamos pasando mal, nos estamos dando fuerza unos a otros».

Más Noticias