Jueves 12 de Marzo del 2015 - Alta Gracia

Fallo judicial le niega tratamiento a una niña de 12 años

La Administración Provincial de Seguro de Salud de Córdoba (APROSS) pidió y obtuvo una resolución para interrumpir el tratamiento a Irene, que sufre parálisis cerebral. Testimonio de su padre, manifestando en Tribunales.

“Seguimos luchando”, repite Juan Cuevas, papá de Irene, a quien quiera escucharlo. Irene Cuevas es una niña de 12 años, vecina de la ciudad, que pese a sufrir parálisis cerebral ha llegado hasta quinto grado gracias a su esfuerzo y al acompañamiento de un equipo de especialistas cuyos costos cubría la obra social provincial APROSS. Sin embargo una resolución judicial autorizó a la prestataria a reducir la cobertura que la niña necesita.

“Es una situación particular ya que Irene tiene adaptaciones de acceso, no curriculares, por eso va al colegio y la acompañante está más de cien horas. Apross le quiere pagar 2900 pesos, algo así como 30 pesos la hora y ningún profesional lo quiere hacer por ese dinero”, explican sus padres.

A finales del año pasado convocaron a una marcha en la ciudad de Córdoba que tuvo importante acompañamiento y lograron que Apross los recibiera “pero después cerraron la puerta”, aclaró Cuevas.

Al tiempo que en las redes sociales el caso de Irene recoge solidaridad y apoyos, Juan ha vuelto a la calle durante la última semana a manifestarse en la puerta de Tribunales y acusando que «se evidencia cada vez más una actitud corporativa. Antes la Justicia siempre le dijo al Apross que cumplan con los derechos de Irene. Pero desde cuatro años a esta parte parece que sacan resoluciones a pedido de Apross”.

«Parece que lo único que ablanda esta pared de indiferencia es la movilización»

“La parálisis cerebral inmoviliza su cuerpo, APROSS quiere hacer lo mismo con su mente”, es la consigna con la que la familia de Irene intenta sensibilizar al Poder Judicial y a la sociedad en general en vista de los fallos adversos que Irene viene obteniendo, y que exhibieron  frente a las oficinas de Tribunales 3 el 10 de marzo pasado. Tras ser indagado por la Policía de la Provincia luego del reclamo, Cuevas dialogó con Radio Tortuga 102.7, que se llegó hasta Córdoba para consultar sobre la situación.

“Me he parado al frente de Tribunales porque no encontramos otra salida. Ya nos hemos parado frente a Apross. La única respuesta fue la policial. En cuanto llego y me paro con los carteles, la Policía me pide los datos de manera amable. Desde Apross y Tribunales 3 hay una muy dura la pared y cuesta mucho. Uno hace este tipo de cosas, se para tipo hombre sándwich y expresa lo que pasa desde hace un año”, contó Cuevas.

El reclamo se da luego de que la cámara laboral declarara hace unos días que el pedido de los padres de Irene es inadmisible. En el único momento que el presidente de Apross, Juan Uez, recibió a los padres, fue después de la marcha organizada en Córdoba el año pasado. Luego, no hubo respuestas. “El doctor Uez nos recibió después de la marcha. Parece que lo único que ablanda esa pared de indiferencia es la movilización social o el exhibir su problemática descarnadamente”, analizó el padre de la niña.

“Los mismos empleados te dicen que no van a cambiar de opinión pero la justicia se equivoca. Todos los caminos legales están en curso, pero al ser todo tan lento esta situación resulta muy desfavorable para nosotros”, explica Juan.

Irene es una niña muy integrada a la vida social de la ciudad de Alta Gracia, que además de concurrir a la escuela, participa de la murga Murgándome La Nariz y siempre está presente en actividades comunitarias junto a su familia.

Más Noticias