Lunes 11 de Septiembre del 2017 - CABA

Estudiantes en pie de lucha contra la reforma educativa que intenta imponer Cambiemos

Algunos de los cambios del proyecto “secundario del futuro” del Ministerio de Educación porteño, son rechazados por toda la comunidad educativa.

Escuchar/Descargar el reporte de Marcos Maldonado, desde Radio Gráfica

Los estudiantes y docentes de escuelas secundarias de la ciudad de Buenos Aires llevan adelante un plan de lucha contra el intento del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta de avanzar en una reforma educativa. Se trata del proyecto “Secundaria del Futuro” del Ministerio de Educación  porteño, que fue presentado a fines del mes pasado a través de un documento que explica los lineamientos básicos.

El documento establece que el secundario quedará dividido en un ciclo básico de dos años, un ciclo orientado de igual duración y un “año integrador y formativo más allá de la escuela”. Ese año estará repartido en dos partes: “50 por ciento del tiempo escolar destinado a la aplicación de los aprendizajes en empresas y organizaciones según talentos e intereses de cada alumno” y la otra mitad “destinado al desarrollo de habilidades y proyectos relacionados al emprendedurismo”, apunta el documento. La misma comenzará a implementarse en 17 escuelas en 2018; en 42 escuelas en 2019; en 42 en 2020 y en otras 42 en 2021.

Antonella Giuso, estudiante de la Escuela de Bellas Artes “Manuel Belgrano” del barrio de Barracas (CABA) destacó que “esta reforma educativa fue inconsulta. No se habló con ningún miembro de la comunidad educativa como establece la Constitución Nacional. Nos enteramos hace un mes y medio, y faltan tres meses para que comience a aplicarse”.

Los estudiantes señalan que la reforma educativa busca la flexibilización laboral y mano de obra barata para las distintas empresas que sean beneficiadas con esta reforma. “Vienen con el argumento de que hay que traer el siglo XXI a las escuelas. Hoy en día, en las escuelas no podemos usar computadoras ni Internet, se nos caen los techos, faltan cosas sencillas en las aulas como sillas y mesas, entonces como hacemos para incorporar una reforma que plantea un ‘futuro'”, apuntó Giuso.

La estudiante agregó que “quieren implementarnos una forma de pensamiento, nos sacan el pensamiento crítico”.

El pasado miércoles 6 de septiembre alumnos, padres, y los sindicatos docentes se movilizaron desde el Ministerio de Educación de la Nación al Ministerio de Educación Porteño en rechazo al proyecto. Además hay casi veinte instituciones educativas tomados pacíficamente por sus alumnos.

Más Noticias