Miercoles 09 de Noviembre del 2016 - Entre Ríos

Entró en vigencia una ley considerada de avanzada en el tratamiento de jóvenes y adolescentes acusados de delitos

La ley N° 10.450 es el resultado del trabajo entre profesionales de distintas disciplinas y ubica a Entre Ríos en la vanguardia legislativa del tema a nivel nacional y regional.

Escuchá/Descargá el reporte de Pablo Russo, desde Radio Barriletes

El juez penal de Niños y Adolescentes, Pablo Alejandro Barbirotto, uno de los promotores y autores del proyecto, celebra que a partir de ahora “se reconozca a los adolescentes en el proceso penal como sujetos de derechos”. Con esta norma, se refuerza el derecho que tienen a ser escuchados y  a tener defensa.

Entre otros puntos, pone límites a la detención sin orden judicial, prohíbe “toda forma de incomunicación” del adolescente aprehendido por la Policía y ordena que “en ningún caso” se lo podrá alojar junto a detenidos mayores de edad.

En diálogo con Radio Comunitaria Barriletes, Barbirotto explicó:

“Esto no significa bajar la edad de impunibilidad, sino ante delitos graves poder intervenir para determinar si fue el autor del hecho, porque sino lo que ocurría es que se dictaba sobreseimiento por imputabilidad y ni siquiera se investigaba. ¿Qué consecuencia tiene esto? Dábamos por sentado que el adolescente había sido autor del hecho sin investigar. El otro problema es si fue el autor del hecho, porque para el imaginario del chico queda como que acá no ocurre nada. con esto proponemos que haya un salón de audiencia, que el adolescente se defienda y determinar si tuvo participación. ¿Para qué hacemos el proceso si no se le puede poner pena? Es importante desde el rito escuchar a las víctimas, a los testigos, que se cometió una infracción, que se provocó un daño y poder repararlo sin pena pero con un pedido de disculpa que implica también un proceso reparador no solamente para el adolescente y la víctima sino para toda la sociedad”.

 

La nueva ley aborda los derechos y garantías de los cuales son titulares los adolescentes durante el proceso penal, los medios alternativos a la sanción y al proceso, y los diferentes tipos de medidas a adoptar con el adolescente infractor, tanto privativas como no privativas de la libertad.

Sobre los alcances de la ley, Barbirotto expresó que “para prevenir el delito de una persona adolescente tenemos que estar con un Estado presente, inclusivo y garantizar todos los derechos que le corresponden a cualquier persona y la contención que necesita cualquier niño. Si garantizamos esto, si tenemos un sistema de protección de derechos fuerte, yo estoy casi seguro que vamos a evitar el ingreso del adolescente al camino del delito”.

También se destaca en la nueva legislación el abandono de la perspectiva “tutelar” (menor igual a objeto de tutela) en pos de la adopción del paradigma de la Protección Integral (niño igual a sujeto de derechos y garantías).

Más Noticias