Jueves 09 de Noviembre del 2017 - Córdoba

En Colonia Caroya también rechazan el impuesto al vino

El proyecto de reforma impositiva que se impulsa desde el ejecutivo contempla un impuesto al vino, que es ampliamente rechazado por productores, bodegas, intendentes y hatsa gobernadores.

Escuchar/Descargar el reporte de Luis Sánchez, desde Radio La Ronda

La reforma impositiva que impulsa el gobierno nacional, que contempla la creación de un impuesto que va del 10 al 17% para vinos y vinos espumantes, alarmó a las familias productoras, bodegas, intendentes y hasta gobernadores.

En Colonia Caroya, más de 90 familias aportan su producción de uvas a La Caroyense, una de las bodegas más importantes de toda la provincia de Córdoba. Celina Tay, su vicepresidenta señaló que el aumento se transferirá directamente al consumidor, ya que la empresa no tiene margen para absorber el impuesto y no pondrá en riesgo el trabajo de empleados, ni de productores.

Yo pensaba que las nuevas medidas iban a tener que ver con descomprimirnos impositivamente, para mejorar la situación no sólo a los empleados sino también al productor de la zona”, dijo en referencia a diálogos que se iniciaron entre productores, cámara de empresarios y legisladores para negociar con el gobierno nacional y frenar este impuesto.

Sergio Londero, productor de vinos tradicional de la ciudad que participó en las reuniones que tuvieron con el intendente Gustavo Brandan y legisladores de Unión por Córdoba para acercar las demandas del sector al Congreso de la Nación, manifestó que “cuando el proyecto de reforma impositiva vaya a votación en el Senado vamos a llevar el malestar de productores y las bodegas, y esperamos que los legisladores pueden hacer algo para frenarlo.”

A su vez, en Colonia Caroya las familias productoras están enfrentando la crisis por malas cosechas y abandono de producción por la baja competitividad y falta de apoyo por parte del estado nacional. “Están muy equivocados en poner un impuesto en esta situación”, dijo Londero y advirtió que “va a ser peor y vamos a perder todos.”

El reclamo de las familias productoras, bodegas, intendentes y hasta gobernadores puso en jaque al gobierno nacional que acepto revisar el impuesto al vino.

Más Noticias