Viernes 05 de Abril del 2019 - Jesús María

 Empresarios rurales de Jesús María denunciados por desmontes ilegales

Según un informe del portal Sala de Prensa Ambiental, Córdoba es una de las provincias donde más arrasó el desmonte ilegal en las últimas décadas. 

Escuchar/Descargar el reporte de Ramiro Cháves desde Radio La Ronda

A partir de una investigación realizada sobre una muestra de campos privados ubicados en Ischilín, el departamento de la provincia de Córdoba con mayor tasa de desmontes en las últimas décadas, se dio a conocer la implicancia de empresarios ganaderos vinculados a la Sociedad Rural de Jesús María, en casos de desmontes ilegales.

En los últimos quince años, la zona de Ischilín perdió el 73% de sus bosques nativos, y más de 35.000 hectáreas desde el año 2001. Hoy habitantes de la zona e investigadores, denuncian desmontes ilegales en complicidad entre empresarios, funcionarios y el poder judicial.

En comunicación con FM La Ronda, Daniel Díaz Romero, periodista especializado en ambiente e integrante de Sala de Prensa Ambiental explicó: «No solamente el desmonte hoy en día tiene que ver con las clásicas topadoras, sino que además ahora se están utilizando tecnologías mucho más sofisticadas como desmontes químicos. Por ahora está señalado el Secretario de Ambiente de la Provincia, Germán Pratto, que autorizó sin ningún respaldo técnico que desmontaran. Cuando esas autorizaciones salen sin ningún respaldo es porque podemos sospechar que detrás pudo llegar haber alguna coima».

El desmonte químico está expresamente prohibido en todo el territorio provincial: el decreto reglamentario 170/11 prohíbe el uso de químicos para eliminar ejemplares vegetales en los bosques nativos.

La metodología de desmonte utilizando sustancias químicas es más difícil de detectar que el tradicional método que se sirve de topadoras y maquinaria pesada porque es una aplicación sobre el renoval (bosque joven), sobre lo ya desmontado.

Por otro lado, Díaz denunció públicamente por desmontes ilegales a dos empresarios ganaderos, Javier Mizzau y Walter Orodá, este último parte de la Comisión Directiva de la Sociedad Rural de Jesús María«Estamos hablando de grandes empresarios que hacen fortuna y su voracidad hace que cada vez quieran mas y en el norte de Córdoba estén haciendo estragos» explicó.

En septiembre pasado, Sala de Prensa Ambiental publicaba un informe en el que quedaba expuesto el accionar del empresario ruralista Walter Orodá, quien había realizado un desmonte ilegal en su campo de más de 2000 hectáreas. Según el portal, hasta el día de hoy el empresario se niega a pagar la multa por esa infracción cometida hace más de 2 años en su establecimiento, ubicado en el departamento Ischilín.

Según la investigación, Orodá no sólo no ha regularizado su situación desde entonces, sino que posteriormente -en junio pasado- volvió a realizar un desmonte en zona protegida y con una metodología expresamente prohibida por ley: dejar de utilizar topadoras para desmontar arrojando sustancias químicas diseñadas para eliminar el estrato arbustivo y que aplicados en mayores dosis, pueden dañar ejemplares de árboles adultos.

Tanto Orodá como Mizzau son mencionados en el informe de Sala de Prensa Ambiental como infractores de las leyes ambientales de Córdoba, además de ser denunciados por la aplicación sobre bosques nativos, utilizando sustancias químicas como el Pastar y el Tordon, productos que el propio Mizzau vende a otros productores agropecuarios. Hasta el momento, los acusados desmienten los hechos y no han brindado declaraciones.

 

Más Noticias