Lunes 13 de Marzo del 2017 - San Martín de Los Andes

El basural cambia de lugar pero no se soluciona la problemática sobre qué hacer con la basura

Hoy funciona en un barrio de la zona periférica que creció poblacionalmente y los vecinos se oponen a que la basura se siga arrojando en ese lugar.

Escuchar/Descargar el reporte de FM Pocahullo, desde San Martín de los Andes

A lo largo de los años, el emplazamiento del basural ha ido cambiando de lugar en San Martín de los Andes. En un principio estuvo en una zona periférica, hasta que se fue poblando y los vecinos vivían alrededor de la basura. Incluso el vertedero de basura funcionó dentro del Parque Nacional Lanín, en la Pampa de Trompul, dentro de la comunidad Mapuche Cayun.

Finalmente, hoy la basura se arroja en una zona periférica al casco urbano que ha crecido rápidamente en población y los vecinos se oponen a la continuidad del basural en ese lugar.

En diálogo con FM Pocahullo de San Martín de Los Andes Adriano Arach, uno de los vecinos, contó que “siempre surge el tema de basural cuando se colma la celda. Según el municipio, la única solución posible parece ser que se abra otra celda aun mas cerca de las viviendas que ya existen, las que se están construyendo y el jardín de infantes. Los vecinos se oponen porque sufren las consecuencias que son la presencia de roedores, insectos, los malos olores y el humo cuando se prende fuego la basura.”

Sin embargo, por mas que se logre convencer al gobierno municipal y se corra el vertedero de lugar, la problemática continúa. Desde algunas organizaciones plantean que los vecinos se ocupen de tratar sus propios residuos en la casa para reducir lo que finalmente se tira a la basura.

Desde el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), cuentan que “impulsan una recolección diferenciada de los residuos, es decir, se enseña por un lado a clasificar los residuos y a fabricar compost con los materiales orgánicos. A su vez, pasan por distintas zonas a retirar los materiales reciclables.”

En San Martín de los Andes el vertedero está instalado en la cantera de la empresa privada Werefkin que extrae tierra negra, piedra y arena y la vende, a la vez que el municipio le paga para tirar allí la basura de la localidad y rellenar el pozo.

Más Noticias