Miercoles 31 de Octubre del 2018 - Nacionales

900 despidos en Agroindustria: “la situación desde que asumió Etchevehere es muy traumática para nosotros”

Tras los despidos masivos en el organismo miles de familias campesinas de todo el país quedan desamparadas ante el avance de los grandes terratenientes, socios de la Sociedas Rural.

Escuchar/Descargar la entrevista a Sebastián Rivera (ATE Agroindustria)

Los trabajadores y trabajadoras del ex Ministerio de Agroindustria -hoy devenido a Secretaría dependiente del Ministerio de Producción y Trabajo- cumplen dos meses de lucha contra la última tanda de despidos que alcanzó a 600 trabajadores y trabajadoras. Estos se sumaron a otros 300 cesantías que se habían concretado en abril de este año, todos con la firma del ex ministro y actual secretario Luis Miguel Etchevehere, ex presidente de la Sociedad Rural.

En declaraciones a Informativo FARCO el secretario general de la junta interna de ATE, Sebastián Rivera, señaló que la situación desde que asumió Etchevehere es traumática. “Mas allá que hay despidos en otros sectores, en particular la gestión de agroindustria es la que mas gente ha despedido en lo que va del año, de manera mas agresiva y sin ningún tipo de línea en cuanto a razones por los despidos“, sostuvo.

La semana pasada la justicia federal de Santiago del Estero ordenó reincorporar a 45 despedidos de esa provincia y desde el sindicato ATE esperan en las próximas horas una decisión similar pero a nivel nacional.

Los despidos masivos en el ex Ministerio de Agroindustria perjudicaron no sólo a los trabajadores sino también a comunidades campesinas de todo el país que recibían el acompañamiento de esos trabajadores y trabajadoras. En muchos casos esas familias rurales quedan en el desamparo frente a los terratenientes que quieren quitarles sus campos y que en muchos casos son socios de la Sociedad Rural que presidía el ex ministro y actual secretario Etchevehere.

Rivera sostuvo que “la eliminación de trabajadores que están presentes en el territorio ayudando a los campesinos a asociarse, a comercializar sus productos, y a resistir los desalojos de las tierras, es parte del plan de la sociedad rural para acaparar tierras que no son suyas, como lo han hecho históricamente”.

En ese sentido, el trabajador advirtió que “cuando el Estado se retira, deja abierta la posibilidad de que los grandes terratenientes con el poder que tienen pasen por arriba a las comunidades y las saquen de su tierra, quedándose con la posibilidad de incrementar sus propiedades a partir de la imposición de la fuerza”.

Más Noticias