Miercoles 15 de Mayo del 2019 - Córdoba

Despedidos del supermercado Super Uno protestaron en la ciudad de Córdoba

Super Uno cerró de un momento a otro sin dar aviso y dejando en la calle a más de 60 trabajadores a fines del año pasado. Ahora una mutual se haría cargo de reabrir los comercios pero conservando sólo 40 puestos de empleo.

Escuchar/Descargar el reporte de Tito Guzmán, desde Radio Sur

Los trabajadores y las trabajadoras de Super Uno siguen reclamando por sus derechos. La empresa instalada desde hace años en municipios cordobeses como Jesús María y Colonia Caroya cerró en noviembre pasado, despidiendo a más de 60 empleados sin previo aviso, adeudando salarios y sin pagar las indemnizaciones.

En declaraciones a Radio Sur, Margarita Suárez, esposa de uno de los trabajadores despedidos de 60 años de edad y con 37 años de servicio en la empresa, dijo que “mi esposo es uno de los que más años tenía trabajando en Súper Uno. Lo corrieron el 12 de noviembre, y no le avisaron que no seguía trabajando por el cierre del supermercado, cuando fue a trabajar se encontró con esa situación. Así lo despidieron. No pagaron indemnizaciones”.

“Necesitamos cobrar porque alquilamos y estamos debiendo dos meses de alquiler, estamos sin obra social. Y la situación se repite en otras familias. Hay personas que las están corriendo de los alquileres, porque ya no tienen con qué hacerle frente” explicó la mujer.

Los trabajadores y trabajadoras y sus familias se movilizaron en la capital cordobesa, frente a la sede del Ministerio de Trabajo Provincial porque se anunció que una mutual se haría cargo de gestionar los supermercados pero solamente tomando a 40 personas. “Vamos a estar en la calle“, remarcó Margarita.

Además cuestionó el cierre de la empresa ya que nunca se vio una baja en las ventas. “Nunca se vio esto. Una semana antes se escucharon rumores acerca de que la empresa iba a cerrar, pero nunca se acercaron los dueños a hablar con los trabajador para anunciarles que iban a cerrar porque la situación iba mal. Literalmente, le cerraron la puerta en la cara”, repudió. Y completó: “A las 12 del mediodía cuando se fueron los empleados, cambiaron la cerradura y a la tarde ya no pudieron entrar a trabajar”.

Más Noticias