Martes 08 de Mayo del 2018 - Esquel

Desestiman la acusación de Benetton contra Integrantes de la comunidad de Cushamen

Finalmente, la Fiscalía de Esquel desestimó las acusaciones contra integrantes de la Pu Lof en Resistencia Cushamen por los delitos de usurpación y abigeato.

Escuchar/Descargar el reporte de FM Pocahullo, desde San Martín de los Andes

Ayer comenzó en los Tribunales de Esquel la audiencia preliminar por la causa de presunta “usurpación y abigeato” contra de integrantes de la comunidad en Resistencia, del departamento de Cushamen (Chubut), denunciados por la compañía Tierras del Sud, propiedad del grupo Benetton. La Fiscalía de Esquel finalmente desistió de acusar a los miembros de la comunidad, entre los que se encuentra el lonko Facundo Jones Huala.

Cabe recordar que el 13 de marzo de 2015 la Pu Lof en Resistencia, del departamento de Cushamen decidió recuperar su territorio ancestral usurpado por la compañía Tierras del Sud, propiedad del grupo Benetton. «Pu Lof reivindica esta recuperación territorial por ser parte de las familias de los pobladores originarios de esta colonia», señalaron en un comunicado desde Red de Apoyo a Comunidades en Conflicto.

En el cuarto intermedio de la tarde de ayer, Soraya Maicoño vocera de la comunidad, resumió la jornada judicial: “La defensa tuvo un alegato impecable donde pudieron demostrar que todas las pruebas entregadas por la querella son inconsistentes. La mayoría de ellas, son videos que prácticamente no se ven”. Además agregó que la querella “insistió en demostrar que nuestros lamién que están imputados son ‘terroristas’, que andaban en la clandestinidad cuando se recuperó el predio”.

La abogada defensora del Lonko Facundo Jones Huala y Andrea Millañanco, Sonia Ivanoff, remarcó que «actualmente estamos en el plano de la emergencia de la Ley 26.160, que suspende los desalojos en las comunidades indígenas. Este acto procesal para nosotros es inexistentes y para nosotros no existe el delito de usurpación, sino que se ejerció un derecho territorial y cultural que los pueblos indígenas tienen».

Isabel Jones Huala, mamá del lonko Facundo Jones Huala, que se encuentra entre los imputados, denunció que fue requisada en el colectivo en el marco de operativos de control. Según acusó la requisa fue por «portación de apellido» ya que «evidentemente buscaban a un Jones Huala».

«No es casual que hayan cien efectivos alrededor del Tribunal, Gendarmería, todo un aparato para seguir poniéndonos a nosotros como violentos, y persiguiéndonos. Ya uno se acostumbra, aunque no debe ser así, porque no es normal que nos saquen fotos, que vayan a amedrentarnos a nuestras casas y a meterse en nuestra comunidad cuando ellos quieren «, añadió la mujer.

Fuente audios: Red Enfoques y FM Kalewche

Más Noticias