Miercoles 03 de Octubre del 2018 - Corrientes

Denuncias contra una empresa a un año y medio de la inundación en San Luis del Palmar

Tras la inundación en la localidad en abril del año pasado, comenzaron las obras de dragado del Riachuelo para evitar un nuevo desborde. Pero la empresa contratada por el Instituto Correntino del Agua y el Ambiente no realizó ningún estudio de impacto ambiental en la zona.

Escuchar/Descargar el reporte de FM La Chicharra, desde Corrientes

En abril de 2017, la localidad correntina San Luis del Palmar, ubicada a tan solo 24 kms de la ciudad de Corrientes sufrió una de las peores inundaciones de su historia. La emergencia hídrica fue declarada en el año 2017 en Corrientes, lo cual permitió al Instituto Correntino del Agua y el Ambiente (ICAA) contratar de manera directa a la empresa ECODyMA para llevar adelante la obra del dragado del río Riachuelo.

Un año y medio después de haberse iniciado las obras, la empresa ECODYMA ingresó con sus maquinarias y sin aviso previo al Parque Provincial San Cayetano, de 76 hectáreas de reserva natural, arrasando con 500 mts. de selva en galería extendida sobre las márgenes del Riachuelo.

Vicente Fraga, Director de Parques y Reservas de la provincia de Corrientes, explicó que “desmontaron una zona del parque que está protegido por la Ley de Bosques Nativos, es zona roja y por lo tanto, requiere de la máxima protección. Nunca pasó un expediente, ni solicitud de autorización por la dirección de Parques”.

Tanto la Dirección de Parques, como movimientos ambientalistas e investigadoras del CONICET iniciaron una serie de reclamos y denuncias, dejando en evidencia que el ICAA autorizó el inicio de las obras sin previa evaluación de impacto ambiental y haciendo caso omiso a toda ley.

Las consecuencias de esta negligencia o vista gorda del ICAA, dio inicio a un triste conflicto entre ambientalistas y comunidades como la de San Luis del Palmar que no quieren volver a padecer los efectos del desborde del Riachuelo. Pero sobre todo dejó en claro que el Estado provincial con su Instituto Correntino del Agua y el Ambiente, son responsables de esta y muchas otras impericias.

“Hay una parte de San Luis del Palmar que se inunda y queda bajo agua, el dragado vendría a solucionar teóricamente ese tema (…) Pero nosotros pretendemos que en toda obra, como dice la ley, haya un estudio o una declaración de impacto ambiental y si amerita audiencia pública. Es una obra muy importante y se obviaron todos esos pasos”, expresó Fraga.

 

Más Noticias