Martes 09 de Julio del 2019 - La Pampa

Con la ausencia del Estado nacional, las obras sociales hacen sus negocios

Mientras el precio de los remedios se hace prohibitivo, el Estado nacional mira para otro lado cuando se trata de controlar a las poderosas obras sociales o ayudar a los que más lo necesitan.

Escuchar/Descargar el informe de Radio Kermés para Expreso FARCO

Miguel Tavella, presidente del Instituto de Seguridad Social de La Pampa, advirtió durante una cumbre de las obras sociales estatales que se hizo en Santa Rosa, sobre la necesidad de que las autoridades nacionales controlen el precio de los remedios.

“El precio de los medicamentos se va para arriba, es tremendo el aumento. Los números oficiales dicen que los primeros cinco meses subieron un 36 por ciento. Pero lo que no dicen esos datos, es que las bonificaciones que bajaron los laboratorios que son otro tipo de aumento, que no se refleja en el índice pero sí en el bolsillo” explica.

En ese mismo encuentro federal, con representantes de todas las provincias, el presidente del consejo de obras sociales estatales, Martín Baccaro, llamó la atención sobre otra ausencia estatal: la falta de controles sobre las obras sociales más grandes y las prepagas que manejan grandes grupos económicos y que perjudican, sobre todo, a afiliados y afiliadas que no viven en Buenos Aires.

“Es un problema muy grande que tenemos sobretodo en el interior del país. Los organismos de control de las obras sociales nacionales funcionan en Buenos Aires, y no siempre tienen conocimiento de las localidades del interior del país. Estoy convencido que debemos avanzar hacia un modelo donde haya organismos de control reguladores locales, donde el ciudadano pueda tener cerca la respuesta” explica Baccaro.

El funcionario alerta que “el sistema de salud nacional fracasó”. “Tenemos que construir un nuevo sistema de salud que se tiene que construir desde las provincias, garantizando las provincias la regulación y la prestación de las cosas básicas, y dejar que la Nación resuelva las cosas de altísimo costo” agrega.

En estos días, en La Pampa, ese descontrol estatal y el aprovechamiento de los grupos económicos que toman la salud como un negocio, estalló en los medios con un caso paradigmático. Alejandro Levintan, un prestigioso trabajador de prensa, no pudo afrontar su tratamiento contra el cáncer porque la obra social “Visitar” no quiso hacerse cargo del costo de un medicamento. Recién afrontó su responsabilidad cuando el tema se instaló en los medios a partir de que la compañera de Levintan, Marta Rodríguez, contó públicamente el drama.

“No les importa el paciente, es una cuestión económica. Lo único que destaco es que en todo este tiempo, desde fines de marzo, que empezó con el tratamiento, el único lugar donde fue atendido humanamente fue en el Hospital Lucio Molas, que hace lo que puede, porque en realidad hay una obra social” expresa Rodríguez.

Escuchar/Descargar el programa Expreso FARCO

Más Noticias