Lunes 23 de Mayo del 2016 - Rojas

Comunidades agrarias y municipios de todo el país fundaron una red para fomentar la agroecología

Nuclea a foros ambientales vecinales, científicos y profesionales, movimientos sociales y municipios que a partir de experiencias exitosas promueven políticas públicas de producción agroecológica, como son los casos de Guaminí o Benito Juárez.

Escuchá/Descargá el reporte de César Baldoni desde Radio Belgrano

En la ciudad de Rojas, en el norte de la provincia de Buenos Aires, se lanzó el sábado 21 la Red Nacional de Comunidades y Municipios que fomentan la agroecología (RENAMA).

Panel (1)En un auditorio completo en el teatro TAFS de Rojas, se presentaron exposiciones de gran solidez científico técnica, legal, económica y social. Docentes e investigadores de las universidades nacionales de Rosario, La Plata o Mar del Plata; técnicos del INTA y expertos de Europa, específicamente de Francia, donde la regulación sobre transgénicos, agroquímicos y agroecología tiene una larga data.

Lucas Landivar, miembro de la Red Nacional de Abogados de Pueblos Fumigados, explicó que la RENAMA surge “por una necesidad de comenzar a revalorizar la alimentación saludable y el derecho a alimentos sanos. La agroecología se presenta como una alternativa completa y genuina”.

Por su parte,  Rodolfo Tula, técnico INTA Benito Juárez e integrante de la Red Nacional de Agroecología del INTA, destacó la importancia de desarrollar nuevos modelos productivos y “romper estas estructuras que no permiten que el productor se abra a pensar otras formas de hacer las cosas”. También dijo que la mejor vía para difundir nuevas técnicas y tecnologías es “de productor a productor”.

Gabriela Pestegui, productora de la zona de San Carlos de Bolívar (Buenos Aires), compartió su balance de este encuentro: “es un gran faro para aquellos que queremos hacer otra forma de agricultura y cuidar la salud nuestra, de nuestros hijos y los que vienen”.

Luego de la disputa judicial ganada en nuestro país contra Monsanto por la fumigación de pueblos y las consecuentes enfermedades cancerígenas provocadas, continuó un proceso en todo el país de instalación de franjas de fumigación en los cascos urbanos, que poco a poco va avanzando. Sin embargo, este lanzamiento significó un quiebre, un cambio de etapa, de construcción de modelos de producción alternativos que sean saludables y económicamente rentables para el productor y su comunidad; y no solamente para para las 6 empresas que manejan el mercado mundial de semillas y agroquímicos.

Jorge Ismael, secretario de Gobierno de Benito Juárez (Buenos Aires) donde se encuentra el campo “La Aurora” que produce soja agroecológica y ha sido tomado como ejemplo por la FAO-ONU, también avaló esta iniciativa. Explicó que una de las prioridades es contar con argumentos para sustentar legalmente la regulación de uso de agroquímicos.

En todo el mundo comienzan a vertebrarse alternativas a la producción con agroquímicos. La denominada intensificación ecológica que promueve la recreación de ecosistemas productivos, al mismo tiempo que las prohibiciones al uso de Glisofato (inminente en Europa) y el próximo juicio que en La Haya (Bélgica) deberá afrontar la Multinacional Monsanto ante el Tribunal Internacional por envenenamiento de comunidades en todo el planeta.

 

 

Más Noticias