Miercoles 21 de Noviembre del 2018 - La Calera

Comunidad de La Calera rechaza cantera en zona protegida de bosque nativo

La cantera pretende insalarse enn una zona protegida del bosque nativo cordobés. Además señalan que alteraría las condiciones de vida de los vecinos del lugar.

Escuchar/Descargar el reporte de Carolina Ozán, desde Radio El Brote

En la localidad de La Calera, la denominada “Cantera Rumi”, pretende instalarse en 150 hectáreas de zona roja de bosque nativo, zona altamente protegida por su valor de conservación y biodiversidad. Frente a esto y debido a la suspensión de la audiencia pública solicitada por la Secretaria de Ambiente de la provincia de Córdoba, vecinas, vecinos e integrantes de asambleas ambientales de la región se reunieron en audiencia popular frente a la municipalidad de esta ciudad ubicada en las sierras chicas.

En diálogo con Radio El Brote, Laura Gómez, integrante de la Reserva Hídrica, Natural y Recreativa “Bamba” y de la Coordinadora Ambiental y de DDHH de Sierras Chicas, contó: “Hace unas semanas atrás, nos enteramos que se iba a instalar una nueva cantera en zona roja de bosque nativo, determinada “Categoría 1” por leyes nacionales, provinciales y la ordenanza municipal que crea la Reserva Hídrica, Recreativa y Natural, Bamba. Esta nueva cantera está cerca de barrios que ya están afectados por la existencia de otra cantera donde sufren enfermedades pulmonares, problemas de alergias, inundaciones. Esta nueva cantera está planificada en 150 hectáreas, una cantera a cielo abierto, con explosiones, donde se calcula una vida útil de 30 años, se estiman 30 mil toneladas de explotación, mas de 50 camiones saliendo de lunes a lunes por las calles del barrio y por las calles del centro de La Calera”.

“Hay argumentos de orden legal para decir que No a la Cantera, pero también hay argumentos de orden ambiental muy poderosos. Esta cantera va a explotar, durante 30 años y eso significa, para comparar, la cantidad de residuos que produce la ciudad de Córdoba, todos los meses”, precisó Federico Kopta, biólogo presidente del Foro Ambiental.

“Sin licencia social no hay licencia ambiental”, sostienen las y los vecinos.  Una de las vecinas del barrio El Diquecito manifestó: “Estamos en contra ya que nos van a seguir alterando la calidad de vida de todos los ciudadanos de La Calera, Saldán y de todos los alrededores”.

“No quiero la cantera porque he visto pasar muchos años lo que ha hecho la cantera en inundaciones, a la gente vecina, el daño que ha hecho en las casas, a los chicos el polvillo y la alergia que tienen en la piel” añadió otra de las vecinas.

“No queremos la cantera porque contamina, saca las montañas, deja una polución terrible. Además van a pasar 66 camiones por día en lugares donde juegan chicos”, opinó otro vecino de La Calera.

Más Noticias