Martes 07 de Agosto del 2018 - Nacionales

Causa fotocopias: “¿Por qué no quisieron encontrar nunca los cuadernos?”

El diputado nacional Rodolfo Tailhade aseguró que hay elementos que llevan a la conclusión de que la causa de los supuestos cuadernos está armada, y cuestionó la actuación del juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli.

Escuchar/Descargar la entrevista completa

El diputado del Frente Para la Victoria, Rodolfo Tailhade, habló con el Informativo FARCO sobre a la causa que investiga una supuesta red de pago de coimas entre empresarios y ex funcionarios kirchneristas, a partir de las fotocopias de cuadernos con presuntas anotaciones de Oscar Centeno, chofer de Roberto Baratta, ex secretario del Secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación.

“Si hubiesen tenido intención de investigar inmediatamente después de la declaración del periodista de La Nación, que da impulso a todo este tema, tendría que haber allanado la casa de Centeno”, explicó Tailhade, quién  consideró que el juez y el fiscal no están trabajando de manera correcta: “Están direccionando la investigación para el lado que políticamente es conveniente hoy”.

“¿Por qué no quisieron encontrar el cuaderno? ¿Por qué no les interesó? ¿Por qué permitieron que se destruya?”, interpeló el legislador. La respuesta para él es que “en esos cuadernos hay algo que conspira contra los objetivos que tiene la investigación”.

No lo vamos a saber porque no van a aparecer los cuadernos. No sabemos si había forma de precisar que la antigüedad de la tinta con la que fue escrito no tiene diez años y tiene dos o tres meses, no se va a poder saber si era la letra del propio Centeno, y si había mas personajes involucrados y esto fue direccionado sobre algunos nada más“, precisó.

Tailhade puso en duda también la condición de arrepentido de los empresarios que quedaron libres, entre ellos Ángelo Calcaterra, primo del presidente Maurcio Macri, quién dijo que no pagó coimas sino aportes a la campaña del kirchnerismo, y que lo hizo porque fue extorsionado.

La ley exige que el arrepentido entregue información que el juez no tiene, que además involucre a personas que están por arriba del arrepentido en importancia en el esquema de la banda delictiva. Y acá no se está cumpliendo eso, en cambio, se está reconociendo y confesando un delito, que no tiene nada que ver con la figura de arrepentido“, explicitó.

Más Noticias