Martes 11 de Agosto del 2015 - Lomas Senes

Campesinos continúan luchando contra los agrotóxicos

Desde hace 13 años, pobladores formoseños denuncian los perjuicios ocasionados por fumigaciones con glifosato: cosechas arruinadas, animales muertos y afecciones a la salud. Nelly Alcaraz, vecina de la localidad, explicó cómo impacta esta práctica en la vida cotidiana de los pobladores.

Escuchá el reporte de Damián Galeano, de FM Activa

La jueza Silvia Amanda Sevilla ordenó el cese inmediato de las fumigaciones, fue la primer magistrada en ordenar una medida de este tipo, pero fue echada de su cargo. Desde el gobierno formoseño argumentaban que los pobladores de la colonia tenían problemas en la piel “porque no se bañaban o usaban ropa fuera de estación”.

Cándida Fernandes, integrante del Grupo de Mujeres Campesinas fue una de las primeras que salió a denunciar los efectos de la contaminación y afirma que es necesario un compromiso real por parte de las autoridades.

Nelly Alcaraz, vecina del lugar, contó que el depósito donde guardan los mosquitos (aviones fumigadores) y bidones de glifosato permanece instalado frente a la sala de primeros auxilios y a 100 mts de la Escuela n°84 y un jardín de infantes.

Los pobladores de la colonia dijeron que 8 personas han muerto a raíz de cáncer, la gente se sigue enfermando, los bebés y animales que nacen con malformaciones y se siguen tirando los residuos de los agrotóxicos en el lugar.

Al momento no hay disposiciones que regule el uso del agroveneno y a los vecinos de Lomas Senes les queda organizarse y luchar. Ven como una nueva esperanza el hecho de que la Organización Mundial de la Salud (OMS), haya declarado al glifosato como probablemente cancerígeno.

Más Noticias