Jueves 30 de Junio del 2016 - Buenos Aires

Cada vez es más preocupante el futuro de los pequeños y medianos productores de cerdos en la región

Oscar Aguirre, productor de Junín, se refirió a su emprendimiento y a los impactos de las políticas económicas en el sector.

Escuchá/Descargá el reporte de César Baldoni, desde Radio Belgrano

En la región bonaerense, como en todo el país, 9 de cada 10 productores son considerados chicos o medianos, se trata de establecimientos familiares que venden su producción en las ciudades locales. En los últimos años, el aumento de consumo de carne porcina en nuestro país, que alcanzo los 14 kilos anuales, ha sido una oportunidad para la actividad. Pero como sucede en otro ámbitos, si el Estado no interviene, son las grandes empresas las que concentran la producción, y lo que podría ser una actividad para el desarrollo local, y una producción con productores, termina siendo un negocio para pocos.

Oscar Aguirre, productor de Junín, juntos con otros conformaron una cooperativa y lograron integrarse para vender directamente al público. Hoy este proyecto, como tantos otros, corre peligro ya que los productores no llegan a cubrir los costos.

A partir del cambio en las políticas económicas, como el aumento de los granos conque se alimenta a los animales, los tarifazos en luz y gas, el aumento del combustible, la escalada del dólar que elevo el valor del equipamiento y respuestos, y en las últimas semanas, la importación de carne de Brasil, Dinamarca y España, la situación de los pequeños productores de cerdos es terminal. De la mano de una fuerte caída del consumo en general en carnes, periódicamente desaparecen pequeños establecimientos y cierran puestos de venta.Las protestas no se han hecho esperar tanto en Bragado, Chacabuco, como en la ciudad de Rosario, donde tomo mayor visibilidad.

 

Más Noticias