Viernes 22 de Noviembre del 2019 - Bolivia

Bolivia: la represión del gobierno de facto no perdonó ni la marcha pacífica de los féretros

Las fuerzas represivas arrojaron gases y detuvieron personas durante la manifestación pacífica a la plaza principal de La Paz. Los indígenas portaban los féretros de los muertos en la represión en Senkata.

La población indígena de El Alto se movilizó masivamente ayer con rumbo a la Plaza Murillo de la ciudad de La Paz portando los cajones con los muertos de la matanza del martes en Senkata. Entrada la marcha en la capital del país y sin motivo alguno, las fuerzas represivas comenzaron a arrojar gases y a detener personas y algunos féretros debieron ser dejados en la calle en medio del humo.

Los manifestantes reclamaban el fin de la dictadura. “Esta situación se llama golpe de Estado. A la presidenta autoproclamada no la queremos porque es un principio de que va a volver el racismo peor, como antes. Repudiamos y pedimos la renuncia inmediata de la presidenta autoproclamada” expresaba uno de ellos.

Otra de las manifestantes reclamó: “A mis hermanos policías y militares pedimos que se amotinen sintiendo el dolor de nuestros hermanos muertos de Senkata. Están con el pueblo o no están con el pueblo. También pido a Añez que reponga todos nuestros muertos, no están todos los cadáveres, los están haciendo desaparecer”.

Mis hermanos no quieren hablar ni opinar porque tienen miedo, porque nos amenazan con detenernos” denunciaban desde la manifestación.

Más Noticias