Miercoles 11 de Octubre del 2017 - Ensenada

Astillero Río Santiago, símbolo de la industria naval, en riesgo desde que gobierna Cambiemos

Los trabajadores alertan sobre la compra del gobierno nacional de buques en el exterior, que pueden fabricarse en el país y a costos más bajos.

Escuchar/Descargar el reporte de Radio Futura, desde La Plata

El Astillero Río Santiago, ubicado en la ciudad de Ensenada, en la provincia de Buenos Aires, es uno de los más importantes de Latinoamerica. Tal es así que actualmente están finalizando la fabricación de dos buques petroleros para Venezuela, y uno de ellos será entregado este verano, siendo el primer buque en entregarse de los que tiene encargado ese país en el mundo.

Los trabajadores reclaman por un lado, que el gobierno nacional no compre buques en el exterior, y que sean ellos quienes trabajen para la defensa nacional; Por otro lado, piden que el Banco Provincia otorgue las cartas de crédito para poder activar un contrato que ya está firmado con la empresa nacional Abadía del Mar para la construcción de buques y remolcadores.

En diálogo con Radio Futura, el delegado en soldadura del Astillero detallóUno de los reclamos está dirigido al gobierno nacional, para que no se compren mas buques en el extranjero, porque este gobierno se endeudo con 400 millones de euros para traer buques del exterior, como buques militares en desuso que trajeron desde Israel y otro de España. Si se siguen comprando buques afuera y no se construyen en Argentina, que a su vez se podrían hacer mucho más baratos, nosotros estamos sin razón de ser en el astillero.”

En la década de los ’90, la “Comisión de Familiares de Astillero Río Santiago” tuvo un papel protagónico en la lucha contra el intento de privatización del Astillero. Ahora resurgió como iniciativa de los propios familiares, con el objetivo de apoyar los reclamos de los trabajadores.

Esquerra contó que “se conformó la comisión de familiares para apoyar la lucha que venimos llevando adelante los trabajadores, al igual que en los 90, donde tuve familiares que fueron parte de la comisión.”

El delegado destacó el apoyo de la comunidad ante la situación de riesgo de la continuidad laboral en el Astillero, producto de la compra de buques en el extranjero por parte del gobierno nacional.

En el Astillero trabajan unos 3.500 obreros, pero actualmente hay muchas secciones que están paradas, por lo que peligran muchos puestos de trabajo. Los trabajadores evalúan como dar continuidad al plan de lucha que ya vienen llevando adelante para que los reclamos sean atendidos por el gobierno nacional y provincial.

Más Noticias