Viernes 28 de Febrero del 2020 - Rosario

Alberto Fernández prometió “solucionar los problemas del narcotráfico en Rosario y Santa Fe”

El presidente encabezó un acto en la ciudad de Rosario al cumplirse un nuevo aniversario del izamiento por primera vez de la bandera argentina.

Durante el acto que se realizó en Rosario, para recordar el primer izamiento de la bandera por parte de Manuel Belgrano, el presidente Alberto Fernández se comprometió a solucionar los problemas del narcotráfico y el crimen organizado en esa ciudad y en toda la provincia de Santa Fe.

“Estoy aquí hoy celebrando el día en que Manuel Belgrano izó nuestra bandera, pero estoy aquí para poner la cara frente a ustedes y decirles que soy un rosarino mas a la hora de reclamar más seguridad y más justicia. Y que no estoy aquí para reclamar con ustedes, estoy aquí para solucionar los problemas que el narcotráfico y el crimen organizado ha creado en Rosario y en todo Santa Fe” expresó Fernández en el acto que encabezó junto al intendente Pablo Javkin y el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti.

La visita presidencial estuvo marcada por el reclamo de justicia por Carlos Orellano, un joven que apareció muerto en el río Paraná luego de haber sido sacado por patovicas y policías del boliche Ming. El hecho ocurrió el lunes a la madrugada, el cuerpo apareció en el río dos días después, la causa no tiene detenidos y recién ayer fue clausurado el boliche.

El presidente también se reunió con la familia Orellano y recalcó: “Vamos a hacer todo lo que haga falta para que de una vez por todas dejemos de reclamar justicia para uno o para otra, y que veamos castigados a los culpables de tanto delito”.

En Rosario, la participación de las fuerzas de seguridad en casos como el de Carlos Orellano no es nueva, también son conocidas las muertes de Franco Casco y Gerardo Escobar.

En declaraciones a Radio Aire Libre, Fernanda Serna, de la Asociación de Mujeres Resilientes, expresó durante la marcha de ayer: “es un dolor enorme, sabemos de un montón de chicos y chicas golpeados por la policía y los patovicas de Ming. Es un pibe que vino a bailar a un lugar que no tiene nada de seguridad, todos sabemos quiénes son los dueños, ocupan los espacios públicos, todos sabemos cómo los patovicas le pegan a los chicos acá adentro. Y que les dieron 48 horas para que borren todo lo que pudieran, justo ninguna cámara anda. La justicia es la misma de siempre y la policía es cómplice, todo son arreglos monetarios”.

Más Noticias