Viernes 31 de Julio del 2015 - Misión Tacaaglé

Agricultores familiares brindaron un taller de preservación de productos nativos

Mañana finaliza la semana continental de las semillas nativas y criollas. Las actividades centrales se realizan en Santiago del Estero, pero también hay acciones en otras provincias. En Formosa, se llevó a cabo una jornada de elaboración de almidón de mandioca. Así lo cuenta la feriante Felisa Insfrán.

Escuchá el reporte de Damián Galeano, de FM ACTIVA Pirané

En el marco de la Semana Continental de las Semillas Nativas y Criollas se realizó en Misión Tacaaglé, una localidad ubicada a 250 km de Formosa capital, una jornada de elaboración de almidón de mandioca. La actividad contó con la presencia de agricultores familiares de varias localidades, el acompañamiento del Instituto de Cultura Popular (INCUPO)  y técnicos de la Secretaría de Agricultura Familiar.

La mandioca es un producto que se puede consumir de varias formas y que persiste aun gracias a que las familias campesinas fueron resguardándola. Araceli Paredes, participante de este taller, contó que la semilla de mandioca “se mantiene en el tiempo gracias a que los productores la guardan todos los años”.

Felisa Insfrán, feriante de Puesto Ramona, comentó cuál es el método para conservar la semilla de mandioca,  que se viene repitiendo de generación a generación. Además explicó la importancia de utilizar las semillas criollas.

Las semillas criollas son las cuidadas y mejoradas bajo el dominio de las comunidades tradicionales. Son fruto de la evolución de la naturaleza y del trabajo de diferentes pueblos.

Durante la jornada se produjeron más de 40 kilos de almidón. Se compartieron conocimientos y se rescataron saberes de las diferentes zonas, apostando a la soberanía alimentaria y promoviendo la importancia de resguardar las semillas.

 

Más Noticias