Martes 03 de Julio del 2018 - Rosario

Actrices visitaron Rosario para conocer el sistema de salud que garantiza el aborto no punible

Dolores Fonzi, Muriel Santa Ana y la diputada nacional Victoria Donda, acompañadas por las autoridades locales visitaron distintos centros del sistema de salud pública donde se aplica el protocolo de aborto no punible. La intención fue demostrar que de convertirse en ley la legalización del aborto no es de imposible su implementación.

Este lunes las actrices Dolores Fonzi y Muriel Santa Ana y la diputada nacional Victoria Donda, quiénes vienen luchando dentro del movimiento de mujeres por la aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo –que ya tiene media sanción en la Cámara de Diputados–, visitaron acompañadas por las autoridades locales, distintos centros del sistema de salud pública de Rosario donde se aplica el protocolo de aborto no punible.

En Rosario unas 30 mil mujeres retiran sus métodos anticonceptivos mensualmente en los centros de salud municipales, cerca de su casa. Además, desde el año 2007 se comenzó a aplicar el protocolo para garantizar los abortos legales, seguros y gratuitos y, a partir de 2012, con la compra de Misoprostol, se redujo a cero el número de muertes de mujeres por complicaciones en abortos. Además es una ciudad pionera en otras políticas de género y salud sexual y reproductivas de las mujeres.

“Uno de los mitos de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo es como se implementaría, lo difícil que sería o de qué manera se artcularía. Rosario es la prueba de que es posible la implementación. Es muy importante saber que hay un sistema que funciona y está acá”, explicó Fonzi durante el conversatorio que se realizó luego del recorrido.

Por su parte, Muriel Santa Ana, destacó el acompañamiento a la mujer “en todo todo lo vinculado a su deseo y su autonomía”. Y agregó: “Se ve mucho trabajo, mucha formación y se ve el resultado de una decisión política, de destinar dinero a la salud pública y sobre todo darle a las mujeres la categoría de ciudadanas, y no de ciudadanas de segunda”.

La legisladora Victoria Donda dijo que “hay cosas que seguir haciendo funcionar y agrandar, pero estamos a muchos pasos de distancia del resto del país” y agregó que “hay que reconocer que lo que se ha logrado en esta provincia hubiera sido imposible sin un movimiento feminista que le exija al Estado que cumpla el rol que tiene que cumplir y sin hombres y mujeres que ocupen las instituciones del Estado entendiendo que hay que escuchar la sociedad civil y juntos con esta sociedad construir un sistema de salud que este a la altura de las respuestas que esta sociedad exige”.

Más Noticias