Martes 06 de Diciembre del 2016 - Goya

Absolvieron al productor acusado del homicidio de un niño por uso de agrotóxicos

A pesar de las numerosas pruebas en su contra, Ricardo Prieto fue absuelto por el homicidio culposo de Nicolás Arévalo (4 años) y lesiones graves de Celeste Estévez (5 años) provocadas por el uso de agrotóxicos en Lavalle, Corrientes.

A las 9hs del lunes, la sala de audiencia del Tribunal Oral Penal de Goya estaba colmada de familiares, vecinos de Puerto Viejo, militantes de organizaciones sociales y periodistas. Todos estaban expectantes de conocer la sentencia del primer juicio por muerte por uso de agroquímicos en el país.

Podría haber sido una sentencia ejemplar, una apuesta a la vida, un ejemplo a seguir, un antecedente que permita avanzar hacia la justicia de muchas otras causas que se desarrollan en nuestro país por el uso indiscriminado e irresponsable de los agrotóxicos como plaguicidas y otros venenos del agro. Sin embargo, fue otra muestra de impunidad e injusticia.

Los tres jueces -Díaz Colodrero, Duarte y Acosta- escucharon los alegatos de la querella a cargo del Dr. Julián Segovia, las palabras de la asesora de menores y el descargo del fiscal, el Dr. Guillermo Barry, quien afirmó que la prueba documental fundamental en estos casos (la autopsia médico legal) fue contundente: había endosulfan en el cuerpo de Nicolás, lo que le provocó la muerte.

La autopsia, la prueba bioquímica que arrojó trazas del agrotóxico en la sangre y las vísceras del niño, la muestra de orina,donde se detectó la presencia de este órgano-clorado, la sintomatología clínica presentada por los niños en la primera atención médica correspondiente a los indicios de una intoxicación aguda, la muestra del suelo del camino por el que pasa la finca de Ricardo Prieto y la casa de las familias Arévalo y Estévez que presentó endosulfan, los testimonios de familiares, vecinos, ingenieros, doctores y del mismo bioquímico forense no fueron pruebas suficientes para el Tribunal.

Escuchá/Descargá la sentencia

Así, Prieto fue absuelto por el homicidio culposo de Nicolás Arévalo, argumentando la falta de pruebas y sobreseído por las lesiones provocadas a la niña Celeste Estévez, argumentando “prescripción de la causa”, al pasar más de 5 años.

 

Más Noticias