Martes 20 de Noviembre del 2018 - Córdoba

63 despidos por cierre de Supermercado Super Uno en Córdoba

Tras 20 años de funcionamiento, Grupo Super Uno cerró sorpresivamente sus dos supermercados, sin procedimiento preventivo de quiebra ni notificación a sus empleados y empleadas.

Escuchar/Descargar el reporte de Ramiro Chaves, desde Radio La Ronda

El pasado lunes 12 de noviembre, trabajadores y trabajadoras del Supermercado Super Uno encontraron los locales cerrados y se enteraron del despido de 63 de las 79 personas que emplea la empresa en sus comercios de Colonia Caroya, Jesús María y Sinsacate.

Daniel Angulo, trabajador de Super Uno desde el inicio de la empresa, comentó a Radio La Ronda: «Fuimos a trabajar normalmente y cuando quisimos ingresar nos encontramos con las puertas cerradas y no nos permitieron entrar. Luego llegó el abogado de la empresa, que fue quién nos informó que estábamos despedidos».

Pese a la mediación del Ministerio de Trabajo de la provincia de Córdoba, desde Super Uno manifiestan que no hay disponibilidad monetaria y afirman que la empresa entró en concurso de acreedores y que el caso ya está en manos de la justicia, situación que deja con incertidumbre a las y los trabajadores. «Yo estoy alquilando, tengo que pagar tarjetas, tengo que pagar un préstamo, no puedo bajar mi sueldo de 20 mil pesos. Con 20 mil no llego. No hemos cobrado ni siquiera los sueldos de octubre. Ahora nosotros queremos trabajar», expresó Angulo.

El Ministerio de Trabajo de la provincia anuló el procedimiento de despido, pero las patronales mantienen cerrado sus comercios y ofrecen pagar solamente el 50% del valor de las indemnizaciones.

Daniel Rizzi, abogado del Gremio de Empleados de Comercio, dijo que el cierre de la firma es ilegal. Y además reflexionó: «No se puede hablar solamente como empresarios y decir que no quiero tener más el supermercado y cerrarlo dejando 63 trabajadores sin sus puestos de trabajo. Mas allá de las facultades que otorga la ley o las posibilidades que tenga el empleador, la función social hoy de una empresa supera y desborda la voluntad autónoma de una persona. Como Estado o como sindicato no se puede permitir la liviandad a la hora de decidir dejar en la calle a determinado volumen de trabajadores, con indemnización o sin ella». «Peor y más gravoso aun es cuando intentan utilizar dispositivos legales que no corresponden a los fines de evadir las obligaciones indemnizatorias que tiene la empresa» agregó.

Este martes a las 17 hs. se realizará una nueva audiencia con el Ministerio de Trabajo, en tanto trabajadores y trabajadoras se mantienen en huelga y bloquean pacíficamente la salida de mercadería para evitar el vaciamiento del supermercado.

Escuchar/Descargar la entrevista completa al trabajador Daniel Angulo:

Más Noticias