Miercoles 01 de Febrero del 2017 - CABA

400 trabajadores denuncian el vaciamiento del laboratorio ROUX OCEFA

Para defender sus fuentes laborales, los trabajadores y trabajadoras se concentran frente a Tribunales desde las 8 hs. “El año pasado, la planta no llegó ni a producir el 50% de su capacidad”, expresó uno de los operarios.

Los trabajadores del laboratorio Roux Ocefa denuncian que hace cinco meses no cobran sus salarios y son víctimas de un lock out patronal, que tiene como consecuencia que una de las plantas ya se encuentre cerrada y que la empresa esté sin producir desde hace dos meses. Para defender sus fuentes de trabajo los trabajadores y trabajadoras se concentran frente a Tribunales desde las 8 hs. De la empresa actualmente dependen 380 trabajadores que ven peligrar sus ingresos.

Bruno di Mauro, trabajador de Roux OCEFA, explicó cómo está viviendo este conflicto junto a sus compañeros. Hace un año y medio que la empresa comenzó con irregularidades a la hora de pagar los sueldos, y comprar las materias primas para la producción, desencadenando la actual situación de parálisis. Di mauro señaló que “el año pasado la planta no llegó ni a producir el 50% de su capacidad”. Los trabajadores vienen denunciando hace meses estos problemas y exigiendo una solución al conflicto pero la patronal no da respuestas: “el dueño de la empresa, Julián Mariano Roux, hace rato no se comunica con nosotros. Ellos decían que era una crisis financiera que se iba a solucionar, pero la realidad mostraba todo lo contrario”, expresó el operario.

 

Los trabajadores piden una audiencia con la empresa para que dé explicaciones sobre cómo resolver la crisis y denuncian que el vaciamiento es intencional: “intentan estirar el conflicto para que se vaya la mayor cantidad de gente posible, sin embargo somos más de 300 trabajadores que no tenemos alternativa para buscar trabajo porque el mercado laboral está cerrado y porque hay personas mayores de 50 años a quienes se les hace imposible encontrar oportunidades laborales”.

Bruno Di Mauro aseguró que esperan que la Justicia reúna a las partes que intervienen en el conflicto para plantear una solución, pero que la alternativa a la que se aferran con más entusiasmo es la de recuperar la empresa en manos de los trabajadores.

La concentración es en el Juzgado Comercial N° 16 donde se tramita el concurso preventivo (Av. Callao 635, CABA), allí pedirán que se resuelva esta situación que desespera a alrededor de 400 familias que dependen de dicha empresa para ganar su sustento.

 

Más Noticias